tratamiento de humedad

Los problemas de humedad son la enfermedad terminal de los edificios y construcciones en general. Un tratamiento de humedad es urgente y necesario.

¿Sabías que el origen de muchos de los graves y recurrentes problemas de humedad que afectan a los edificios y construcciones reside en las humedades estructurales? 

Cuando aparecen problemas de humedad, los muros de carga pierden resistencia y solidez, afectando directamente a la integridad total del edificio y por supuesto, a la seguridad de todas las personas que lo habitan.

Si has detectado humedades en el edificio, debes ponerte en acción para encontrar un tratamiento de humedad adecuado. Si no consigues un remedio definitivo y eficaz a tiempo, las humedades estructurales se transformarán en la enfermedad terminal de la construcción.

HUMEDAD POR CAPILARIDAD EN EDIFICIOS

La humedad por capilaridad es una de las humedades más frecuentes en edificios, que provocan el denominado fenómeno de desgaste y degradación. 

El agua que procede de la tierra donde se asienta la estructura, ascienden por paredes y muros, provocando graves resultados demoledores. Depende de la zona donde esté construido el edificio –y también de la temporada– la presencia de mayor o menor cantidad de agua. Se entiende que las estaciones más lluviosas son propicias para que comiencen a aparecer este tipo de problemas y debas buscar un tratamiento de humedad.

Para tener en cuenta, la humedad por capilaridad no afecta sólo la estructura edilicia, sino que además afecta de una manera directa a una de las partes más significativas y representativas a nivel estético: la fachada. El estado, mantenimiento y presentación de la fachada determina la identidad de una población o barrio, sumando a esto la posibilidad de ofrecer a primera vista, la buena o mala calidad en su salud. 

HUMEDAD EN EDIFICIOS: INDICIOS Y SEÑALES DE LA NECESIDAD DE UN TRATAMIENTO DE HUMEDAD

Algunos de los indicios o señales recurrentes que se pueden observar si no se busca un tratamiento de humedad definitivo y eficaz

  • Moho en paredes y techos, manchas de humedad y salitre
  • Grietas en muros 
  • Goteras e inundaciones
  • Malos olores
  • Degradación de materiales interiores

Es posible que, al inicio, se piense que este tipo de humedades no representan un problema en sí, y que sólo requieren un tratamiento de humedad tan simple como colocar pintura antihumedad o la instalación de un dispositivo para eliminar la humedad ambiental, pero al final se termina reconociendo que con estos pequeños parches lo único que se está provocando, es prolongar la acción del verdadero problema al no actuar directamente sobre su origen con un tratamiento de humedad específico. Y poco a poco acabará por poner en riesgo a todas las viviendas afectadas.

Por ello, es necesario en primera instancia, identificar de una manera muy clara el origen, para poder ofrecer la solución y el tratamiento de humedad más efectivo y adecuado. Para esto, acudir a un equipo de profesionales, con gran experiencia en este tipo de problemas de humedad, asegurará una solución definitiva y total a todos los problemas que se presenten.