CÓMO ELIMINAR EL MOHO DE DUCHA

eliminar el moho de la ducha

El limón, el bicarbonato y la lejía son sólo algunos de los remedios caseros más efectivos temporales para eliminar el moho de ducha.

¿Sabías que la humedad constante que recibe la ducha cada día, provoca el ambiente propicio para que surjan y proliferen restos de moho en las paredes y en las esquinas de la bañera o del plato de ducha? Lo bueno, es que existen tratamientos antihumedad definitivos brindados por especialistas en humedades; y remedios caseros temporales que puedes utilizar la eliminar el moho de ducha.

Aquí te contamos por qué debes eliminar el moho de ducha y te brindamos una serie de pasos para lograrlo.

¿POR QUÉ DEBES ELIMINAR EL MOHO DE DUCHA?

El moho de la ducha se produce no sólo por el agua, sino que también los restos de gel, champús y aceites que utilizas para bañarte. Estos productos ayudan a la formación y proliferación de moho y bacterias que pueden afectar tu salud y la de tu familia; además de dañar el revestimiento y estructura de tu hogar. 

TIPS PARA ELIMINAR LAS CONSECUENCIAS ESTÉTICAS DEL MOHO DE DUCHA 

Con un poco de paciencia y los remedios que ahora te contamos podrás eliminar el moho de ducha. Claro que, si no se resuelve previamente el problema de ventilación y aislamiento de este espacio en particular, el moho volverá a aparecer.

AGUA, VINAGRE Y LIMÓN

Mezcla medio litro de agua, 250 cc de vinagre y un vaso de jugo de limón. Esta combinación será suficiente para tener un detergente eficaz para combatir y eliminar el moho de ducha. Lo único que debes hacer es rociar la mezcla con la ayuda de un pulverizador sobre el moho dejar que actúe y después limpiar con la ayuda de un cepillo.

Si el moho está presente en grandes cantidades, es posible agregar unas cucharadas de bicarbonato de sodio con un alto poder blanqueador a la mezcla. Deberás esperar de nuevo a que la mezcla haga su efecto (con diez o quince minutos será suficiente) y después pasar el cepillo para eliminar cualquier resto de moho.

AGUA Y LEJÍA

Puedes hacer una mezcla de agua y lejía; y con un cepillo empapado pasar la parte a tratar y secar inmediatamente el exceso con un trapo de material absorbente.

Para quitar el moho de la mampara de la ducha bastará con usar agua y jabón neutro. No será bueno utilizar las mezclas antes mencionadas ya que podrían dañar el cristal de la mampara.

CÓMO PREVENIR QUE SE GENERE DEL MOHO

Junto a los remedios señalados para que puedas eliminar el moho de ducha, es aconsejable que tengas también algunas pautas para evitar que el moho vuelva a aparecer una vez lo hayas eliminado.

Lo primero que debes tener en cuenta es limitar el estancamiento de la humedad. Instalar un ventilador de succión o tener la posibilidad de abrir una ventana que garantice la circulación de aire es ya un primer paso importante para reducir la generación de moho en la ducha y no debas proceder nuevamente a eliminar el moho de ducha.

Otro aspecto importante es aplicar una capa de pintura especialmente diseñada para el baño, con características transpirables.

El aseo y secado diario de las baldosas y de toda la ducha cuando hayas acabado de usarla es otro de los remedios efectivos para no tener que eliminar el moho día a día.

Por último, es importante que te contactes con especialistas en humedades que verifiquen si tienes alguna fuga de agua (mediante tuberías dañadas) o microfisuras en revestimientos dado que allí el agua penetra, se estanca y crea la humedad necesaria para que se forme más moho.


Escrito por

okhumedades

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Aviso de Cookies