tipos de moho en las paredes

¿Sabías que no todos los mohos son verdes o negros? Hay blancos e incluso rosas. ¿Tienes la certeza de no tener ninguno de los Tipos de Moho en las paredes? Probablemente digas que sí –erróneamente-, pero es normal porque hay muchos tipos y no todos se manifiestan de la misma forma.

TIPOS DE MOHO EN LAS PAREDES

La estética es lo menos grave cuando se tiene moho en paredes. Lo realmente perjudicado es tu salud porque inhalar sus esporas puede causar severos problemas en tus vías respiratorias.

Aquí te contaremos los tipos de moho en paredes que pueden aparecer en la vivienda, y verás con exactitud cómo y porqué este microorganismo es tan peligroso para tu salud.

¿QUÉ TIPOS DE MOHO EXISTEN?

Existen más de 10 tipos de moho en las paredes. Pueden manifestarse de distinta forma, en distintos lugares del muro y por diversos motivos. Hay algunos que se podrían llegar a considerar poco agresivos, sin embargo conocerlos te dará la información necesaria para diferenciarlos y tomar todas las precauciones posibles. Aquí te contamos cuáles son los más habituales en las viviendas.

MOHO ROSA

Tal como indica su nombre es un tipo de moho que adquiere un tono rosa claro. Este material orgánico aparece con más frecuencia en el WC, en las paredes de la ducha y en las juntas de los azulejos y las cerámicas. Necesita ambientes mojados y con humedad sostenida para poder aparecer y proliferar.

Su nivel de toxicidad no es alto a diferencia de otros. Sin embargo, hay estudios que sugieren que las personas que tienen este tipo de moho, sobre todo en el baño, tienen reiteradas infecciones del tracto urinario.

MOHO BLANCO

Este tipo de moho no se identifica con facilidad porque no es notorio hasta que está bien esparcido por la superficie. Cuando ya se ha formado lo suficiente, luce como una capa de polvo blanco y fino cuya textura se asemeja a la del algodón. La particularidad de este tipo es que no requiere áreas mojadas para poder crecer, con la humedad  basta para su desarrollo.

La exposición a este moho se asocia a irritaciones oculares, infecciones de las vías respiratorias y dolor de cabeza constante.

MOHO NEGRO

Si identificas este moho en tu casa debes actuar de inmediato porque es el más tóxico de todos.

Este moho es negruzco y verdoso con apariencia viscosa porque en su parte superior permanece una capa húmeda. No obstante, si se reduce la humedad en la que creció el moho, este se seca pero no deja de ser nocivo para tu salud.

Este moho emite micro toxinas lo que lo hace tan tóxico y peligroso. La inhalación de estas partículas causa problemas respiratorios crónicos, afecciones en la piel, fatiga, irritación de mucosas e incluso deterioro del sistema inmune.

El moho negro crece en zonas escondidas en las que hay mucha humedad. Por ello, es importante que controles todos los espacios ocultos de tu hogar en los que sospeches que hay filtraciones de agua. Presta atención al moho en paredes bajas, de sótanos y garajes.

MOHO ASPERGILLUS

Este moho también es peligroso dado que se origina de compuestos venenosos. Es la causa principal de la aspergilosis y de otras enfermedades pulmonares severas.

Este moho aparece principalmente en zonas en construcción, derrumbes o áreas en las que hay mucha acumulación de abono. Este moho, a diferencia del anterior, no tiene tonos verdosos.

Puede provocar infecciones en los oídos, sinusitis alérgica o enfermedades en las uñas de pies y manos.

MOHO ALTERNARIA

Este tipo aparece mucho en la cocina, sobre todo, moho en las paredes debajo del fregadero pues le favorece la humedad y la oscuridad.

Puede aparecer también en alfombras que permanecen húmedas por mucho tiempo. Sin embargo, se ha detectado este tipo de moho en paredes con un nivel mínimo de humedad.

Se manifiesta en forma de manchas oscuras y, si no se elimina a tiempo, puede pudrir los tejidos, las paredes y las plantas donde se aloje.

Este moho se asocia al desarrollo de episodios de asma, sobre todo en individuos vulnerables. Sin embargo, cualquier persona puede presentar un brote alérgico a causa de la alteración.

¿CÓMO ELIMINAR EL MOHO DE MUROS?

Es importante que apenas percibas las primeras manifestaciones de la aparición de cualquier tipo de moho en paredes –o en cualquier parte de tu vivienda- tomes conciencia de la peligrosidad del mismo y actúes de inmediato. 

¿Qué es lo que hay en común entre todos los tipos de mohos? La humedad. Por ello, la mejor forma de combatir la aparición y proliferación del tipo de moho en paredes es controlando los niveles de humedad de tu casa y solucionando definitivamente cualquier problema de humedades que la azote. Un especialista en humedades será la persona indicada para asesorarte y diagnosticar, no sólo el tipo de moho, sino también qué es lo que permite la aparición de este microorganismo. A partir de ello, se podrá desarrollar un tratamiento de humedades pertinente y específico para que estas desagradables visitas no aparezcan nunca más.