tipos de humedades en las paredes

¿Sabías que conocer los distintos tipos de humedades en las paredes y diferenciarlos hará que se llegue a la solución definitiva más rápido?

Los problemas de humedad pueden aparecer en los lugares más comunes o insólitos de la vivienda y traen consigo consecuencias que pueden llegar a ser irreversibles. Se puede encontrar en baños, muros, instalaciones, terrazas, cocina, sótanos, techos, armarios, muebles, manifestándose principalmente en paredes. Es imprescindible destacar la gravedad y el peligro que representan las humedades, por muy habituales que sean.

Para poder dar con la solución adecuada y un tratamiento antihumedad eficiente, es importante conocer los distintos tipos de humedades en las paredes que pueden aparecer en tu vivienda y las señales a las que debes estar alerta.

TIPOS DE HUMEDADES EN LAS PAREDES

Existen tres grandes tipos de humedades en las paredes: filtración, capilaridad y condensación.

Cada uno de los tipos de humedades en las paredes presenta señales características que te ayudarán a identificarla. Es fundamental contar con la asistencia de especialistas en humedades para no cometer errores de los que luego te arrepentirás.

Las Filtraciones en la vivienda

La humedad por filtración es el tipo de humedades en las paredes más común. 

La raíz de este tipo de humedades en las paredes se encuentra habitualmente causado por pequeñas roturas o pinchaduras en las tuberías u otras instalaciones como canillas, grifos, lavabo; es decir en mobiliario en donde circula agua. El goteo persistente o la mancha que deja en la pared, por la circulación permanente de agua es una clara señal que lo caracteriza. 

Si bien, identificar este tipo de humedades en las paredes puede ser sencillo, en algunas ocasiones es verdaderamente complejo detectar el punto exacto del conflicto. Como se menciona anteriormente, acudir a especialistas en humedades es fundamental, dado que hará que los procesos sean mucho más cortos, llegando a la solución con mayor rapidez.

Problemas de capilaridad

La humedad por capilaridad suele darse en zonas húmedas, en las que el agua subterránea penetra por los poros de los materiales de la construcción.

La capilaridad es una propiedad de los líquidos que depende de su tensión superficial la que, a su vez, depende de la cohesión del líquido y que le confiere la capacidad de subir o bajar por un tubo capilar.

Este tipo de humedades en las paredes consiste en un proceso por el que el agua y la humedad presente en la zona sobre la que está asentada la estructura edilicia ascienden poco a poco hasta alcanzar una altura que puede llegar a ser de hasta un metro y medio. En función de la porosidad y de la permeabilidad de los muros, se genera una absorción del agua que se denomina subida capilar. 

Los materiales en contacto con el agua absorben sales higroscópicas (sulfatos, minerales y cloruros) que se evaporan y dejan manchas blancas en las paredes.

Además de la presencia de aguas subterráneas en la base, otra causa de capilaridad es la mala calidad de los revestimientos y de los aislantes elegidos para la vivienda. Así como los defectos que se pueden encontrar en ellos. 

La condensación

Dentro de los tipos de humedades en las paredes, también se encuentra la Humedad por Condensación. 

La humedad por condensación es generada principalmente por la falta de ventilación y por actividades rutinarias dentro de la vivienda. (cocinar, ducharse, poner la calefacción muy alta, secar la ropa adentro, etc.

Manteniendo estas acciones sin buscar una solución definitiva, se generarán complicaciones en la vivienda y en la salud de los integrantes de la familia

SOLUCIÓN A LOS DISTINTOS TIPOS DE HUMEDADES EN LAS PAREDES

Para lograr una verdadera solución a los tipos de humedades en las paredes, es fundamental someter a toda la vivienda a una exhaustiva inspección por parte de especialistas en humedades. A la información de esta inspección, se la denomina “diagnóstico”.

A partir de ese diagnóstico, se llevará a cabo la elección del tratamiento antihumedad y de los pasos a seguir para eliminar la humedad de manera definitiva.

Existen en el mercado, una gran cantidad de productos que aseguran terminar con los distintos tipos de humedades en las paredes, pero no lo hacen; sólo atacan temporalmente alguna de sus consecuencias. Es vital contar con especialistas en humedades, dado que ellos podrán hallar el origen de los problemas, identificar acertadamente el tipo de humedades en las paredes que padece tu vivienda y establecer un tratamiento específico para cada caso en particular.