las bolas antihumedad

La aparición de humedades en el hogar es un problema que se debe solucionar cuanto antes. Ante las primeras señales, muchas personas optan por métodos caseros y soluciones rápidas que aparentan ser milagrosas como las bolas antihumedad. Ahora bien, ¿realmente funcionan?

¿QUÉ SON LAS BOLAS ANTIHUMEDAD?

Si bien se trata de un producto popularmente conocido, pocos saben qué son las bolas antihumedad.

Las bolas antihumedad son básicamente absorbentes de humedad. Se trata de bolas formadas por cloruro cálcico que tiene como particularidad absorber la humedad excedente del ambiente. Este compuesto químico cuenta con una gran facilidad para capturar el agua que está en suspensión en el aire (gran avidez por el agua) y, mediante una reacción química, condensarla para que se deposite en un recipiente. En este sentido, y de forma genérica, pueden contribuir a disminuir la humedad ambiental.

Habitualmente, las bolas antihumedad se utilizan cuando se trata de problemas de humedad por condensación, causado por falta de ventilación, dando lugar a un espacio viciado que puede ser peligroso para las personas que viven allí.

SEÑALES DE HUMEDAD POR CONDENSACIÓN

Algunas de las señales que se manifiestan en el hogar, cuando hay humedad por condensación son:

  • Manchas oscuras en techos
  • Aparición de moho en ropa y armarios
  • Acumulación de agua y vaho en cristales y ventanas
  • Mal olor

¿LAS BOLAS ANTIHUMEDAD FUNCIONAN?

El sentido común hace que la gente utilice, para empezar, las soluciones más sencillas y económicas a su alcance.

Uno de los primeros productos a los que se acude, por lo general, son las bolas antihumedad. Estas se deben colocar en cada una de las habitaciones afectadas, dejando que los productos químicos que la componen (cloruro de calcio) absorban la humedad del ambiente.

Lo que pocas personas saben es que los productos antihumedad químicos pueden mejorar temporalmente problemas muy débiles de humedad por condensación y en espacios muy reducidos (máximo 14 m²), pero en ningún caso atajan el origen de las humedades, por lo que los fenómenos de condensación siguen empeorando.

Con esto se quiere decir que, las bolas antihumedad no funcionan verdaderamente, salvo que coloques una (o más) por cada habitación y que las renueves periódicamente lo que desencadenaría una gran suma de dinero invertida en una NO solución definitiva, sino en un remedio paliativo de las consecuencias; pero tarde o temprano las humedades volverán a florecer.

En conclusión, estos productos no atacan al origen de las humedades, por lo que volverán a aparecer una y otra vez. Se trata únicamente de remedios poco profesionales y caseros que podrían funcionar para detener temporalmente un problema de humedades, dando lugar a su propagación y que luego sea mucho más complicado de solucionar.

SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS DE HUMEDAD

Ahora bien, si lo que buscas realmente es eliminar de manera definitiva el problema de humedad que te ha llevado a pensar en las bolas antihumedad como un remedio o solución, lo que debes hacer es contactarte con una empresa especializada en humedades. Ésta realizará un diagnóstico de por qué tienes problemas de humedad y dónde se originan. A partir de ello elevar un tratamiento antihumedad efectivo y eficiente que las elimine por completo y para siempre.

En OK Humedades contamos con los mejores especialistas en el tratamiento de humedades. Te brindamos todo el asesoramiento para que no sigas gastando tu dinero en vano e inviertas en la SOLUCIÓN DEFINITIVA al problema de humedad. Te damos además 30 años de garantía.

¡SOLICITA YA TU DIAGNÓSTICO GRATUITO!