cómo se trata la humedad por capilaridad

Este tipo de humedades se producen debido a un proceso natural que facilita que el agua y las sales minerales del subsuelo asciendan a través de los poros o capilares de los materiales con los que están construidas las viviendas. Aprende cómo se trata la humedad por capilaridad y elimínala cuanto antes.

HUMEDAD POR CAPILARIDAD

Para descubrir cómo se trata la humedad por capilaridad, es imprescindible saber de qué se trata, cuáles son sus síntomas y cuáles las consecuencias que puede provocar en tu vivienda (y en tu salud).

La humedad por capilaridad está provocada por el agua contenida en la tierra sobre la cual se asienta la vivienda y se produce cuando existe un exceso de humedad acumulado en la base. El exceso de humedad se evapora por las zonas que más transpiran, motivo por el cual los diferentes materiales la van absorbiendo y hacen que ascienda por paredes y muros.

El agua acumulada comienza a ascender a través de la cimentación, continuando por los muros y paredes en función de la cantidad de agua que absorban.

CÓMO SE TRATA LA HUMEDAD POR CAPILARIDAD

SEÑALES

Las señales que caracterizan a este tipo de problemas, que llevan a que investigues cómo se trata la humedad por capilaridad son:

  • Manchas oscuras en paredes y muros.
  • Rodapiés caídos o dañados.
  • Humedades en la base de las paredes
  • Sales y líneas de humedad en las paredes.
  • Olor a humedad.
  • Sales erosivas en paredes.
  • Deterioro de la propiedad y sus muebles.
  • Hogar poco acogedor.
  • Desconchones en las paredes.

Estas paredes pueden sufrir daños de diferentes tipos pudiendo afectar solamente a su estética, o también a la estabilidad de paredes y muros al perder masa o verse afectados por las sales minerales que contiene el agua ascendente.

A pesar de lo que se pueda pensar, afectan a todo tipo de construcciones, desde edificios antiguos hasta viviendas de reciente construcción donde no se han utilizado los aislantes adecuados para evitarla.

Aunque el agua se evapore de las zonas afectadas, la humedad no se elimina sin un tratamiento. Si no sabes cómo se trata la humedad por capilaridad, no podrás evitar que el agua continúe ascendiendo por paredes y permanecerá en su interior, haciéndose más evidente en épocas de lluvias o con bajas temperaturas.

CAUSAS

Este tipo de problemas de humedad suelen producirse por los siguientes motivos:

  • Defectos en los aislantes y revestimientos de la vivienda.
  • Presencia de aguas subterráneas.

En época de lluvias intensas el terreno no puede absorber toda el agua que producen las lluvias y es entonces cuando este exceso de agua comienza a ascender por los capilares de los muros.

  • Los materiales con los que está construida la vivienda están en contacto directo con la tierra.
  • Las paredes afectadas se empapan de agua hasta llegar a su límite de saturación.

La altura a la que asciende el agua depende de diversos factores como son la porosidad del muro y el grado de evaporación. Cuanto menor es el tamaño de los poros del material, mayor será la ascensión de agua a través del mismo.

Pero no sólo asciende agua sino también las sales minerales que contiene, terminando por depositarse en las paredes y dejando unas características líneas de sal.

Estas sales minerales se cristalizan en las paredes y para eliminarlas es necesario evitar que el agua continúe ascendiendo a través de los poros de los materiales de construcción, de lo contrario continuarán provocando humedades hasta una altura aproximada de 1,5 metros.

A su mismo tiempo, estas líneas de sal unidas con las manchas de humedad son un entorno ideal para la aparición de mohos que son un riesgo para la salud de los habitantes de la vivienda.

CÓMO SE TRATA LA HUMEDAD POR CAPILARIDAD

El paso crucial para aprender cómo se trata la humedad por capilaridad y lograr eliminarlas consiste en realizar un correcto diagnóstico, analizando el origen de las humedades para aplicar a continuación el adecuado tratamiento.

Cuando las paredes o muros estén afectados es recomendable tratarlos con la máxima brevedad posible, pues de otra forma la humedad por capilaridad continuará ascendiendo y agravando los daños.

En muchas ocasiones se aplica un tratamiento de humedades meramente estético, que no trata el origen. Ejemplos de estas soluciones son la aplicación de pinturas específicas para la capilaridad, o la impermeabilización de las paredes y muros afectados.

Estos tratamientos no frenan la ascensión del agua y simplemente ocultan el problema de forma que la capilaridad acaba traspasando la impermeabilización o aumentando su altura.

Una regla de oro para saber cómo se trata la humedad por capilaridad es que, al identificarla, debe ser tratada con la máxima brevedad posible. De esta forma el coste del tratamiento será más económico al tener que actuar sobre una zona menor y evitando que el problema se extienda y las consecuencias que puedes llegar a padecer también.

Contacta con los profesionales de Ok Humedades y SOLICITA TU DIAGNÓSTICO GRATUITO