quitar manchas de humedad

Las manchas negras y el olor a humedad pueden transformar los ambientes más cálidos en lugares fríos y poco acogedores. Devuélvele la frescura a tu hogar y descubre cómo quitar manchas de humedad siguiendo estos simples pasos.

No hay nada de agradable en las manchas de humedad: arruinan la pintura de las paredes, tiñen las cortinas, llenan el ambiente de un hedor muy desagradable. ¿Lo peor de todo? La humedad contribuye no sólo a la formación de hongos y bacterias que crecen rápidamente en ese ambiente, sino que, además, la exposición prolongada a la misma puede contribuir a desarrollar (o empeorar) algunas enfermedades respiratorias. Para que tu hogar recupere un aspecto fresco y libre de moho, te contamos cómo quitar manchas de humedad en paredes con azulejos, en paredes pintadas, cortinas.

CONSEJOS SOBRE CÓMO QUITAR MANCHAS DE HUMEDAD:

ELEMENTOS NECESARIOS

  • Guantes
  • Cepillo
  • Paño
  • Cubeta
  • Limpiador en gel con lejía.
  • Agua tibia

PASOS PARA QUITAR MANCHAS DE UNA PARED

El paso del tiempo, la ventilación deficiente y la humedad excesiva en el ambiente puede favorecer la aparición de manchas negras en la pared. Estas manchas negras o verdes no son nada menos que colonias de hongos y moho. Sigue estos pasos y aprende cómo quitar manchas de humedad en una pared:

  1. Protege tus manos con guantes.

Para limpiar los hongos de las paredes y sacar las manchas, debes utilizar lejía, la cual puede causar irritación en las pieles sensibles. Por eso, es recomendable, previo a comenzar a aprender cómo quitar manchas de humedad en una pared, ponerte primero un par de guantes.

  1. Prepara la lejía

Usa un limpiador preferentemente en gel con lejía. Diluye 1/2 taza (100 ml) en una cubeta con 5 litros de agua.

  • Lee las instrucciones en la etiqueta del envase del producto antes de su aplicación.
  • Aplica la solución sobre las manchas.
  • Usa una esponja o un cepillo y aplica la mezcla sobre la pared.
  • Deja que la lejía actúe durante 5 minutos.

De esta manera podrás desinfectar la zona y ayudarás a remover las manchas. Luego, utiliza el cepillo para fregar la zona.

  • Enjuaga la pared con un paño húmedo.
  • Usa un paño suave y húmedo para remover los restos de lejía.
  • Deja secar.
  • Mantén el ambiente ventilado y deja que las paredes se sequen solas.

ELIMINAR MANCHAS EN PAREDES PINTADAS

Si tu pared está pintada con pintura que no puede lavarse, es recomendable que primero pruebes el método anterior en una zona reducida para descartar que no va a causar daños. 

Siguiendo los pasos anteriores de cómo quitar manchas de humedad en paredes con azulejos, usa lejía diluida y frota la zona con una esponja.

QUITAR MANCHAS EN CORTINAS DE TELA

La acumulación prolongada de humedad en la tela de tus cortinas (ya sea por el contacto directo con la pared o por la humedad presente en el ambiente) puede favorecer la formación de colonias de moho. Te enseñamos cómo quitar manchas de humedad en cortinas de tela, en pocos pasos:

  • Remueve las cortinas.
  • Protege tus manos con guantes.
  • Prepara una pasta con bicarbonato y agua.
  • Humedece las cortinas y aplica la pasta con un cepillo viejo.
  • Deja que la solución actúe unos minutos y cepilla las manchas.
  • Enjuaga la zona con agua tibia.
  • Lava las cortinas con un jabón de la ropa, que te ayudará a remover cualquier mancha y, además, les otorgará una agradable fragancia a tus cortinas, permitiéndote recuperar la frescura en el ambiente.

 

Recuerda que, con estos métodos, las manchas de humedad reaparecerán; pues el origen de las humedades en el sitio no está resuelto. 

Para que no vuelvan a aparecer nunca más, debes contactar a especialistas en humedades que determinen cuál es la raíz de los problemas de humedad que provocan la aparición de las manchas y que sepan cómo quitar manchas de humedad de manera definitiva.