CÓMO ARREGLAR HUMEDADES Y EVITAR SU APARICIÓN

arreglar humedades

Conoce los consejos que tenemos para ti, para arreglar humedades de forma casera y cómo lograr evitar su aparición.

ARREGLAR LAS HUMEDADES PARA SIEMPRE

La aparición de humedades en las paredes es un fenómeno más común de lo que se cree. Sus causas son muy diversas -desde unas tuberías en mal estado, goteras por filtración en el tejado, una ventilación escasa, etc-. Te contaremos cómo arreglar humedades y despedirte para siempre de ellas.

CAUSAS DE LAS HUMEDADES

No se pueden arreglar humedades si no conoces sus causas y como se menciona anteriormente, nacen a raíz de diversos motivos.

Una de las más comunes y fáciles de evitar son las humedades por condensación. Se producen cuando la pared no está correctamente aislada. Cuando en invierno la pared se queda fría y entra en contacto con el aire caliente del interior de la vivienda, esto produce la condensación del aire, haciendo que en el revestimiento aparezcan manchas de agua conocidas como humedades. La forma más sencilla de evitar su aparición es manteniendo una correcta ventilación de la estancia y contar con el asesoramiento de especialistas en humedades para dar con el aislamiento e impermeabilización adecuado.


Otra de las causas más comunes de las humedades surge por no tener una cubierta o tejado correctamente aislados del exterior. Si en el tejado tienes grietas, el agua de la lluvia se colará a través de las fisuras y acabará provocando humedades en las paredes. Para arreglar humedades de este tipo, deberás en primera instancia resolver las grietas.


En cuanto a las fugas de agua, estas también pueden darse en las propias tuberías. Si una tubería está rota, el caudal del agua saldrá al exterior, provocando una humedad que solo será reversible con la reparación de la propia cañería.

CÓMO ARREGLAR HUMEDADES

Antes de proceder a arreglar humedades, se debe contar con la experiencia y asistencia de especialistas en el tema que puedan analizar y encontrar la procedencia del problema de humedad.

Una vez hallado el origen de la humedad, se procederá a arreglar humedades teniendo como punto de partida dicha causa para evitar que vuelva a producirse el problema. En el caso de ser un problema externo, lo más común es que surja por una grieta en el tejado o una mala impermeabilización de la cubierta o terraza. En el primer caso se procederá a la reparación del tejado, y en el segundo, lo más conveniente es aplicar una pintura o resina impermeabilizante que cubra la superficie de la cubierta para evitar que el agua de la lluvia traspase y se cuele en el interior de la casa, provocando humedades en los muros.

Si el origen es del interior de la vivienda, lo común es que se produzca a consecuencia de una tubería rota o fuga de agua. En este caso debes ponerte en contacto con profesionales en humedades que resuelvan el problema en la fontanería para lograr reparar el conducto, no sólo para solucionar la humedad, sino también para que la red de saneamiento funcione a la perfección.

Tras reparar el origen de la humedad, puedes proceder a arreglar humedades en el revestimiento de la pared.

Una vez que te hayas decidido a solucionar para siempre el problema de las humedades en tu vivienda, contacta con las mejores empresas de humedad. Estos profesionales podrán brindarte el tratamiento efectivo y definitivo para acabar con la humedad para siempre. SOLICITA TU DIAGNÓSTICO GRATUITO.


Escrito por

okhumedades

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Aviso de Cookies