humedad en las viviendas de madrid

¿La Humedad en las Viviendas de Madrid también repuntan en verano? Sí, así es.

La llegada de las altas temperaturas y las vacaciones hacen que en muchos casos la salud del hogar pase a segundo (o tercer) plano, dejando a la humedad en las viviendas de Madrid ganar terreno.

 

Prevenir los repuntes en verano es tan importante como ir al médico por el control anual. Es posible que todos los estudios salgan de maravillas, mas si aparece algo fortuito, estás a tiempo de remendarlo. Lo mismo pasa con la humedad en las viviendas de Madrid.

Los especialistas de humedad consultados aseguran que los meses de verano son unos de los puntos principales al momento de vigilar los repuntes en los problemas de humedades; y es que la mayoría de las consultas e incidencias que se atienden en otoño e invierno, suelen tener su origen en los meses veraniegos.

PROBLEMAS DE HUMEDAD EN LAS VIVIENDAS DE MADRID: REPUNTES VERANIEGOS

 

Los repuntes de humedades siempre tienen un punto de partida. En la época veraniega, es habitual que se especule con que las condiciones del verano, altas temperaturas y ausencia de precipitaciones, puedan ser una barrera para retener el progreso de los problemas de humedades.

Es aquí donde se comete un grave error porque se dan –en simultáneo- dos condiciones clave a la hora de encarar nuevos repuntes: sensación de seguridad absolutamente falsa y carencia de control y atención a síntomas y señales. Y es que cuando se regresa a la vida rutinaria normal, esta falta de control y seguridad engañosa podría haber causado estragos ya durante las vacaciones.

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN Y CONTROL

En el caso de las humedades en las viviendas de Madrid es fundamental atender a lugares propicios para la manifestación de humedades. A su vez, evitar actividades que puedan provocar su incremento también son importantes.

La desatención o la falta de control en posibles problemas de humedad, o en problemas de humedades ya existentes es un factor sumamente clave al momento de enfrentar futuros problemas. 

Es habitual relacionar a los focos de humedades con las precipitaciones o con el frío, sin embargo no siempre es así. Un gran número de problemas se dan por factores relacionados con los materiales de construcción o con el desarrollo de la vida cotidiana.

LA HUMEDAD EN LAS VIVIENDAS DE MADRID: EVITA LA FALSA SEGURIDAD

 

Después de meses sin descanso, hay algo que caracteriza al verano y es la relajación en las normas y hábitos y no se debe olvidar que los problemas de humedad no se solucionan solos.

En el caso de las humedades, el uso de aires acondicionados y las condiciones relajantes del verano brindan una sensación de falso confort que le vienen muy bien a las humedades.

Es en las primeras lluvias del otoño, donde las humedades por condensación y aquellas relacionadas con problemas estructurales y falta de control salen a la luz con mucha fuerza. Por esto, más allá de encontrarte en vacaciones, o en verano, o buscando relajarte unos  días debes prestar atención a los síntomas y señales que informan de que tu hogar padece una enfermedad de humedades.

El control de la salud de la vivienda no debe ser un tema secundario si no te quieres enfrentar a una segunda oleada de problemas con consecuencias mucho más severas.

¿CÓMO PREVENIR EN VERANO LA HUMEDAD EN MADRID?

 

Antes de marcharte de vacaciones

  • Asegúrate de no dejar comida perecedera en el frigorífico. Estas podrían podrirse y comenzar con la proliferación de hongos y moho.
  • Recuerda sacar la basura.
  • Controla garajes y trasteros.
  • Dejar persianas bajadas y, si es posible algún punto de ventilación.
  • Comprueba el estado de los suministros y las tuberías de fontanería.
  • Asegúrate de localizar malos olores.

Si el resultado de alguna de estas acciones no te deja realmente tranquilo y seguro, una consulta con especialistas en humedad en las viviendas de Madrid y un diagnóstico adecuado puede librarte de imprevistos desagradables en forma de enfermedades e infecciones.