tratamiento antihumedad paredes

Es de público conocimiento que el baño es una de las zonas de la vivienda (junto con la cocina) que es foco de generación de humedades; y por el bien de tu salud y la de tu familia a veces es necesario acudir a especialistas en humedad para aplicar un Tratamiento Antihumedad en Paredes. Pero, ¿Cuándo y cómo saber si tu baño necesita un tratamiento antihumedad? Aquí te lo contamos.

 

HUMEDAD EN EL BAÑO

 

Es importante destacar que el cuarto de baño es propenso a padecer los tres tipos de humedades: por capilaridad, por filtración y por condensación. Es que el hecho de encontrarse la mayoría de los grifos y circulación de agua dentro de la vivienda, hace que cualquiera de estos, azote este espacio de tu hogar, que se expandirán hacia otros ambientes si no acudes a especialistas en humedad para un adecuado tratamiento antihumedad en paredes.

Ahora bien, si bien todos los problemas de humedades pueden tener lugar en el cuarto de baño, el más común es el de condensación, siguiéndole a este las fallas en cañerías ocasionando filtraciones.

SEÑALES QUE INDICAN LA NECESIDAD DE TRATAMIENTO ANTIHUMEDAD EN PAREDES DEL BAÑO

 

Para poder identificar si tu baño precisa de un Tratamiento Antihumedad en Paredes debes prestar atención a estas señales:

– junta de azulejos con manchas negras

– cristales húmedos

– Desconche de pintura

– olor a “encierro”

– desprendimiento de revestimiento de paredes

– Moho en esquinas, principalmente

Estas son algunas de las señales más evidentes con las que puedes identificar los problemas que precisan Tratamiento Antihumedad en Paredes. Seguramente, cuando acudas a especialistas en humedad, ellos te explicarán cuáles otros son los signos de alerta a los que debes prestarle atención.

En muchos casos, se llega a la consulta con especialistas en humedad cuando ya es demasiado tarde y la estructura de la vivienda está comprometida. Esto sucede habitualmente al interpretar que las señales de humedad se refieren a falta de higiene en el cuarto de baño y no a un problema de humedad persistente que debe ser considerado y tratado de forma integral.

tratamiento antihumedad baño

MÉTODOS CASEROS QUE NO SON UN TRATAMIENTO ANTIHUMEDAD DE PAREDES

 

Es necesario aclarar que los métodos caseros contra la humedad NO SON un verdadero tratamiento antihumedad de paredes, sino que son métodos o estrategias que se pueden seguir para quitar las manchas de moho, mantener cristales en condiciones, o incluso darte la sensación de haber eliminado las humedades del cuarto de baño. Pero no, los métodos caseros contra la humedad sólo eliminan las señales mencionadas anteriormente.

– Ventila el cuarto de baño.

 

Como ya hemos mencionado, es habitual de inevitable la generación de humedad en el cuarto de baño. Con esto queremos decir que hagas lo que hagas, generarás humedad allí, lo que hace fundamental que se airee y ventile este ambiente.

En caso de no tener ventanas, puedes colocar un ventilador o dejar abierta la puerta con la luz apagada para que poco a poco se evapore el agua. 

Limpia los azulejos del baño periódicamente y revisa las baldosas o azulejos

 

Uno de los lugares en los que más humedad se acumula es en los azulejos del baño, especialmente aquellos que se sitúan en el interior de la ducha o la bañera. Además, uno de los mayores problemas es cuando este se incrusta en las juntas ya que resulta no solo muy antiestético sino antihigiénico y perjudicial. Es por ello importante revisar las juntas de las baldosas ya que las pequeñas fisuras pueden llegar a ocasionar filtraciones de agua y con ello problemas de humedad.

limpiar humedades baño– Lava las paredes de tu baño con vinagre blanco. Limpia y seca a fondo.

 

Un aspecto fundamental a la hora de evitar la propagación de Humedades en un cuarto de baño es limpiar y secar correctamente este. Por ejemplo, en muchos casos la gente que posee bañera opta por incorporar una cortina (muchas duchas también) en vez de una mampara. Estas cortinas si permanecen mojadas son un foco importante de humedad de ahí la importancia de que al terminar el baño esta se extienda por completo para procurar que se seque correctamente y evitar que la humedad se acumule. Además también es conveniente lavar estas una vez a la semana.

– Evita dejar las toallas humedas dentro del baño, esto sólo generará más humedad.
– Procura hacer limpieza continua para secar aquellas áreas en donde se genere más humedad dentro del baño.

 

Eliminar las señales que indican la presencia de problemas de humedad hará que (por muy poco tiempo) disfrutes de tu cuarto de baño con olor agradable o paredes limpias; pero no resolverá el problema de humedad de raíz por lo que volverá a aparecer de manera persistente, hasta que acudas a especialistas en humedad que apliquen un verdadero tratamiento antihumedad que considere y ataque la raíz y origen del problema y lo solucione definitivamente.

En Ok Humedades somos especialistas en tratamientos antihumedad verdaderos y definitivos. Contáctanos y pide tu DIAGNÓSTICO GRATUITO!