paredes con humedad

Si tienes paredes con humedad y piensas en una solución temporal y parcial, aquí te contamos sobre los tipos de revestimientos que existen, ventajas y desventajas de cada uno.

CÓMO REVESTIR PAREDES CON HUMEDAD

Los problemas de humedad suelen convertirse en un verdadero dolor de cabeza y debes saber que no es tan sencillo erradicarla de la vivienda, salvo que cuentes con las herramientas, conocimientos o profesionales que se encarguen de ello. Sin embargo, existen en el mercado una gran variedad de productos recomendados para revestir una pared con humedad, lo que es una solución temporaria y parcial dado que no ataca el origen de las humedades, sino que las tapa; es decir, funcionan como un parche estético al problema en sí.

Previo a contarte los distintos revestimientos para paredes con humedad, vale resaltar que estas no sólo afectan la parte estética de la vivienda, oficina o centro comercial, sino que también puede dañar cualquier estructura u objeto que se encuentre cerca y puede causar graves problemas en la salud, por lo que una solución efectiva, verdadera y definitiva es lo recomendable, siempre.

EL PROBLEMA DE LA HUMEDAD EN MUROS

La humedad en las paredes es más que común en los hogares. Los ambientes de la vivienda que mayormente presentan esta problemática son las paredes de los baños, de la cocina, garajes y sótanos. 

 

Sabemos que el aspecto que origina una pared con humedad, es bastante desagradable a la vista y que probablemente por ello es que estés buscando opciones para revestirlas. 

 

A continuación te presentamos los dos tipos más comunes y aprenderás cómo puedes revestir paredes con humedad para corregir la situación de forma temporal.


 

HUMEDAD POR CAPILARIDAD

 
Este tipo de humedad es la que presentan las paredes en su parte más baja. Generalmente se debe a una inadecuada impermeabilización y que el terreno presente un elevado nivel de humedad que penetra por los poros de los materiales de construcción.

La humedad asciende por capilaridad llegando a los cimientos y al soporte de la pared.

Una forma de revestir las paredes con humedad por capilaridad es optando por láminas impermeables, colocándolas en la parte de la pared afectada y de esa manera tapar la humedad. Realmente revestir una pared con humedad con el tipo de material indicado es una solución viable en la mayoría de los casos.

 

Recuerda siempre, consultar con especialistas en humedades que puedan asesorarte. Dado que si escoges inadecuadamente el material o las láminas, es muy posible que el problema de humedad continue. No sólo sea tapado temporalmente, sino que también aparecerán las humedades con mucha más fuerza causando más daños.

 

HUMEDAD POR FILTRACIÓN

 
Este tipo de humedad es el más frecuente que puede encontrarse, y se presenta debido a los problemas con las impermeabilizaciones, tuberías dañadas o pérdida de agua; ya sea por el deterioro por el  transcurrir del tiempo, o porque fueron colocadas incorrectamente desde un principio. Un ejemplo de este tipo de humedad son las goteras de los techos.

La manera de revestir paredes con humedad por filtración es colocar placas bituminosas unidas por calor y luego una pintura anti-reflectante solar, de estas maneras se tapa las pequeñas grietas evitando que el agua pueda filtrarse. 

SOLUCIÓN REAL A PAREDES CON HUMEDAD

Independientemente del tipo de humedades o de la cantidad de opciones que puedes encontrar en revestimientos para paredes con humedad, la solución real para ello es descubrir el origen que las causa y atacarlo con eficientes tratamientos antihumedad.

Este proceso de diagnóstico exhaustivo sobre la raíz de las humedades en tu vivienda sólo podrá llevarla a cabo un profesional capacitado en el tema. No pierdas tiempo y dinero, y contacta a especialistas en humedades.

En OK Humedades contamos con los mejores tratamientos antihumedad que tu vivienda necesita. Te brindamos una GARANTÍA DE 30 AÑOS y los mejores profesionales del sector. 

¡SOLICITA YA TU DIAGNÓSTICO GRATUITO!