mejorar la calidad del aire

Conoce la importancia de Mejorar la Calidad del Aire de tu vivienda y mantenerla, con estos consejos.

 

¿Sabías que pasamos alrededor del 90% de la vida en espacios interiores cuyo aire está entre 2 y 5 veces más contaminado que el aire exterior?. Esta información resulta tremendamente impactante, pero a la vez tiene una explicación muy lógica: la composición del aire interior tiene como base la del aire exterior, pero con el añadido de todos los contaminantes de fuentes interiores. 

 

El problema de la mala calidad del aire interior merece tu atención. Es que, según la Organización Mundial de la Salud, la concentración excesiva de contaminantes en el aire puede causar numerosas enfermedades, principalmente respiratorias tales como el cáncer de pulmón, pero también cardiovasculares, digestivas y neurológicas. Por eso, aquí te contamos algunos consejos que puedes poner en práctica para mejorar la calidad de aire de tu hogar.

 

CONSEJOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE 

 

MEDIR LOS NIVELES DE CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Es difícil controlar lo que no se conoce. Por ello, una de las primeras medidas a implementar es la medición de la calidad del aire en tu vivienda. 

La temperatura y la humedad también deben ser controladas, puesto que pueden propiciar la aparición de otro tipo de problemas.

 

OPTIMIZAR LA VENTILACIÓN

La renovación del aire interior permite mejorar considerablemente la calidad del aire. Al optimizar la ventilación se disminuye la cantidad de contaminantes cuya fuente está en el interior a través de la introducción de aire proveniente del exterior. 

 

A través de la ventilación, también se evita la concentración de humedad y con ella problemas de condensación que originen moho, hongos y un deterioro de los materiales. 

 

Vale destacar que el volumen de ventilación debe optimizarse en función de las necesidades de cada vivienda, dado que un mayor intercambio de aire conlleva también una mayor demanda energética que puede limitarse a través de la instalación de recuperadores de calor.

UTILIZAR PRODUCTOS DE LIMPIEZA SALUDABLES

Los productos de limpieza más habituales, a menudo contienen químicos que son perjudiciales para la salud. 

La utilización de productos y materiales de limpieza no tóxicos e hipoalergénicos contribuye a mejorar la calidad del aire interior y a reducir la aparición de plagas, alérgenos medioambientales y olores desagradables.

UTILIZAR MATERIALES Y MÉTODOS CONSTRUCTIVOS SALUDABLES

Existe una gran cantidad de materiales constructivos que liberan sustancias nocivas al aire a lo largo de su vida útil; entre ellos están los productos derivados de la madera, los sellantes, adhesivos, y pinturas. 

Es recomendable evaluar la composición de los materiales previo a su utilización e incluir productos certificados y con sello de sostenibilidad cuando sea posible. 

INSTALAR PURIFICADORES DE AIRE

Algunos espacios pueden requerir la instalación de dispositivos avanzados de purificación para mejorar la calidad del aire. Estos dispositivos pueden incorporarse al sistema de ventilación en aquellos espacios que disponen de un sistema de ventilación mecánico, o situarse como elementos independientes. 

CONSULTAR CON ESPECIALISTAS PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE

Independientemente de los consejos prácticos que puedes llevar a cabo tú mismo, es vital que consultes con especialistas en calidad del aire para lograr mejorarlo.

 

Si quieres mejorar la calidad del aire interior que respiras e implementar una serie de medidas de salud y bienestar para tu espacio no dudes en ponerte en contacto estos profesionales capacitados que podrán evaluar y elevar un tratamiento eficiente.

En OK Humedades somos especialistas en el tratamiento definitivo que tu vivienda necesita. Contacta con nuestro equipo y SOLICITA YA TU DIAGNÓSTICO GRATUITO. ¡30 años de Garantía!