humedades por filtración en fachada

Cuando la estructura de la vivienda no está bien impermeabilizada, el agua puede penetrar las muros, paredes o tejados por una fisura, por una grieta o a través de materiales porosos aumentando el nivel de humedad y provocando la aparición de problemas de humedades por filtración en fachada. Estas humedades por filtración exterior afectan a los materiales de construcción y originan nuevas grietas que, a su vez, aceleran el debilitamiento de la estructura de la edificación.

HUMEDADES POR FILTRACIÓN EN FACHADA

CAUSAS:

Las humedades por filtración en fachada son consecuencia de una mala impermeabilización o de un aislamiento inexistente o deficiente del edificio. Son más habituales en periodos de lluvia prolongada o de tormentas (cuando cae mucha agua en un espacio corto de tiempo y las paredes superan sus límites de absorción), aunque también pueden deberse a otros motivos, entre ellos:

  • Rotura de una tubería de saneamiento. En este caso las filtraciones se pueden producir por la existencia de juntas abiertas por mala ejecución inicial o debida a movimientos posteriores.
  • Desgaste de la impermeabilización en una zona puntual.
  • Problemas en sumideros, canalones u otros elementos de recogida de agua.

CÓMO RECONOCER LAS HUMEDADES POR FILTRACIÓN EN FACHADA

Las filtraciones de agua del exterior al interior de una construcción se deben a la presión hidrostática, es decir, a la presión que ejerce el agua sobre las paredes empujando hacia interior de la vivienda. La filtración como tal se produce por la porosidad de los materiales, que acaba provocando grietas que facilitan la aparición de vapor de agua. Esta agua, en principio aparece como gotas intermitentes, pero puede aumentar su intensidad hasta convertirse en un goteo constante.

Además de grietas y goteras, las humedades por filtración en fachada ocasionan desconchones en las paredes, manchas de salitre y moho en techos y paredes ofreciendo un aspecto disgregado y abombado de las mismas.

Cuando las filtraciones exteriores son producto de la rotura de una tubería pueden localizarse en paramentos verticales y horizontales situados cerca de acometidas de sanitarios, lavabos o duchas, y en zonas donde se encuentran encastadas las bajantes. En este caso, el origen de la filtración suele ser claro visualmente.

CÓMO ARREGLAR HUMEDADES: SOLUCIONES Y PREVENCIÓN

Dependiendo del origen de la filtración y de los daños causados es necesario llevar a cabo una nueva impermeabilización superficial de la pared o muro. Si hay daños estructurales, incluso puede ser necesario sustituir total o parcialmente algún elemento de la construcción, como puede ser el tejado.

En el caso que las humedades por filtración exterior proceden de una tubería rota, habrá que rehabilitar internamente las tuberías. De otro modo, será necesario sustituir la tubería, los sumideros o aquellas piezas en mal estado.

Es importante que sepas que el uso de productos antihumedad, por sí solo, no es una solución para combatir humedades por filtración en fachada. Si no se realiza la reparación adecuada, la filtración se extenderá por el interior de la pared provocando nuevas grietas y mayores desperfectos. 

Lo adecuado es comunicarte con especialistas en Humedad que te asesoren, te ayuden a identificar la causa de la filtración y te ofrezca una solución definitiva.