HUMEDAD INTERIOR POR CONDENSACIÓN

La humedad interior por condensación es uno de los problemas más habituales en viviendas, especialmente en edificios antiguos.

HUMEDAD INTERIOR POR CONDENSACIÓN

Para poder comprender el fenómeno de la humedad interior por condensación y las soluciones que existen se debe analizar, en primer lugar, por qué se produce. 

La condensación se produce cuando el vapor de agua del aire interior de la vivienda entra en contacto con una superficie lo suficientemente fría como para que se alcance lo que se denomina “punto de rocío”, y pase a forma líquida, humedeciendo la superficie. Este punto de rocío depende de dos aspectos específicos:

  • La temperatura del aire
  • La humedad relativa o absoluta del ambiente

Comprendiendo que la humedad interior por condensación depende de estos aspectos, es más sencillo explicar que para diferentes condiciones de temperatura y humedad se alcanza el punto de rocío a una determinada temperatura. 

Como norma general y para aire a una cierta temperatura, el punto de rocío aumenta a medida que aumenta el nivel de humedad del aire, esto implica que en superficies menos frías se producirá la condensación. 

¿EN QUÉ LUGAR SUELE DARSE HUMEDAD INTERIOR POR CONDENSACIÓN?

Los espacios más habituales son estancias poco ventiladas o carentes de calefacción, cristales de ventanas, zonas detrás de armarios, superficies cubiertas por cortinas, cocina y baño. 

Vale destacar que, al producirse la condensación aparecen manchas de humedad. Esta humedad es habitualmente un lugar donde proliferan los hongos, deteriorando la superficie y -en casos extremos- la estructura edilicia.

¿POR QUÉ APARECE LA CONDENSACIÓN?

Todas las causas de aparición de humedad interior por condensación están en realidad relacionadas entre sí, lo que permite comprobar la falsedad de soluciones que a veces se consideran como válidas. 

El origen de la condensación viene dado en primer lugar por exceso de vapor de agua junto con la inexistencia de una ventilación adecuada.

  • renovación puntual pero no continua del aire de la habitación
  • renovación con aire excesivamente frío
  • exceso de producción de vapor de agua en zonas determinadas: respiración, ducha, cocina, tendederos.

Merece la pena ejemplificar esto indicando que una familia de 4 personas produce una cantidad de 63 litros/semana. Por lo tanto, las causas de la humedad interior por condensación se deben a una ventilación inadecuada.

SOLUCIONES RECURRENTES NO DEFINITIVAS PARA LA HUMEDAD

A la vista del origen de la condensación, las soluciones habitualmente utilizadas o promocionadas tales como:

  • pinturas antihumedad
  • recubrimientos con mortero antihumedad
  • planchas para aislamiento interior
  • imprimaciones antimoho

Todas éstas van a dar lugar a una falsa solución ya que la humedad seguirá apareciendo encima de la superficie imprimada o pintada, al generarse humedad siempre en el interior.

 ¿CUÁL ES LA VERDADERA SOLUCIÓN PARA LA HUMEDAD INTERIOR POR CONDENSACIÓN?

Para una verdadera y definitiva solución es fundamental contar con la asistencia de expertos en humedades. Es que ellos podrán evaluar exhaustivamente todos los aspectos de tu vivienda que hacen a la producción y origen de este tipo de humedades.

Además, al consultar con especialistas en humedad interior por condensación, encontrarás un sistema de ventilación que garantice la renovación adecuada de aire, garantizando niveles de humedad de aire interior que no den lugar a la aparición de humedades.

Garantizando renovaciones de aire constantes y no puntuales, para evitar momentos de picos de humedad. Un especialista en humedad podrá asesorarte sobre cómo lograr la renovación de aire.