Recientes investigaciones relacionadas a la Calidad Del Aire dentro de una vivienda denotan la importancia y trascendencia que debe tener en consideración este tema. Es que el confinamiento obligatorio ha tenido algunas aristas que poco se han mencionado y que requieren atención.

Una de estas aristas, es el estado general de la vivienda. La mayoría de los casos estudiados datan de reiterados y graves problemas de humedad en paredes que necesitan una atención urgente. Así mejorar la Calidad del Aire de las mismas, con tratamientos de humedades en viviendas eficientes y adecuados.

Mala Calidad del Aire ¿qué es un espacio tóxico?

Según estas investigaciones, un espacio tóxico es cualquier espacio con aberturas limitadas de entrada y salida, ventilación natural desfavorable y problema de humedad en paredes. Pueden acumularse contaminantes tóxicos o nocivos para la salud de las personas que lo habitan. O tener una atmósfera deficiente en oxígeno, y que no está concebido para una ocupación continuada por parte de la familia.

Si bien, resulta evidente que estos espacios pueden resultar peligrosos, dadas las condiciones descritas, principalmente de la Calidad del Aire, curiosamente no existe una legislación adecuada que regule el estado general de la vivienda contemplando humedad en paredes, techos, sótanos y otras partes de una vivienda. Sólo pueden encontrarse algunas recomendaciones al respecto, promoviendo una buena calidad del aire interior.

Como ya se describe en la definición, el inconveniente central en los espacios tóxicos y lo que los convierte en unos lugares peligrosos, es la presencia de problemas de humedad en paredes y la falta de ventilación.

RIESGOS MÁS COMUNES ASOCIADOS A ESPACIOS TÓXICOS
Asfixia

Una mala calidad del aire en una vivienda puede causar asfixia.

Es el mayor riesgo en un espacio denominado tóxico. Se puede dar cuando la concentración de oxígeno en el aire cae por debajo del 18%. Esta falta de oxígeno se debe generalmente a una ventilación insuficiente, aunque también puede disminuir debido a determinadas reacciones químicas o a la presencia de gases inertes como nitrógeno o dióxido de carbono causadas por problemas de humedad en paredes que no han recibido el tratamiento de humedades en viviendas.

calidad-de-aire-toxicoIntoxicación

 

Cuando en una vivienda, las condiciones para que la calidad del aire no sea la óptima, pueden aparecer síntomas de intoxicación. Los cuales son provocados por sustancias peligrosas (el moho, hongos, ácaros) –causadas por un problema de humedad, más notablemente humedad en paredes. Los efectos en la salud de esta exposición generalmente son inmediatos, aunque también pueden hacerse visibles en un periodo de tiempo posterior al contacto.

Al no aplicarse un tratamiento de humedades en viviendas que resuelvan y mejoren la calidad del aire, hará que las sustancias y gases peligrosos emitidos por hongos, ácaros y bacterias afecten a la persona expuesta generalmente por su inhalación, aunque también por contacto epidérmico.

Además de esto, tener mala calidad de aire en el interior de una vivienda, puede generar desmayos, mareos, vómitos y enfermedades respiratorias crónicas.

CALIDAD DEL AIRE: LA VENTILACIÓN COMO SOLUCIÓN PARCIAL

Puede resultar difícil modificar algunas de las características de los espacios tóxicos, como lo es específicamente la superficie de cada ambiente. Mas es importante que sepas que no es esa la solución real. Puedes optar por comenzar con una buena ventilación –mejorando de modo inmediato la calidad del aire- y resolviendo los problemas de humedad en paredes.  Con tratamientos de humedades en viviendas, dado que ambos aspectos están altamente relacionados con la calidad del aire del interior.

ventilacion-calidad-de-aire

SISTEMA DE VENTILACIÓN FORZADA

Este tipo de sistema ventilación permite introducir aire limpio y extraer el aire contaminado del ambiente deseado, mejorando la calidad del aire. El sistema se basa en una unidad motora   accionado mediante energía eléctrica, garantizando el flujo del aire, que puede funcionar en régimen permanente o puede en cambio, ser monitorizado. Las necesidades del espacio determinarán el caudal de aire necesario para asegurar la correcta ventilación con las garantías de seguridad necesarias para este tipo de recintos.

De esta manera, los peligros ocasionados por la mala calidad del aire pueden verse sustancialmente minimizadas. La ventilación puede conseguir que estas situaciones se sitúen en niveles aceptables y compatibles con el bienestar de la familia, sin exponer a tus seres queridos a un riesgo severo. 

Vale destacar que, este método de ventilación  es lo único que debes contemplar para que la calidad del aire del interior de tu vivienda sea el adecuado;  debes acudir a un especialista en tratamientos de humedades en la vivienda para resolver el origen de la humedad en paredes y así, aportar una solución definitiva.

En OK Humedades somos especialistas en el Tratamiento de Humedades. Contacta con nosotros y pide tu DIAGNÓSTICO GRATUITO.