quitar la humedad de la pared

Si tienes humedades en tu vivienda y, por fin, te has decidido a quitar la humedad de pared, no cometas estos errores.

5 ERRORES AL QUITAR LA HUMEDAD DE LA PARED

1- QUITAR HUMEDAD DE PARED CON SOLUCIONES TEMPORALES

Las paredes con humedad son algo muy habitual en las viviendas y suele buscarse una solución temporal y parcial. Si haces esto, gastarás mucho más dinero y valioso tiempo en el que las humedades carcomerán la estructura de tu vivienda y padecerás graves consecuencias.

2- OPTAR POR UN REVESTIMIENTO NUEVO

Los problemas de humedad son un verdadero dolor de cabeza y debes saber que quitar humedad de pared de una vivienda no es tan sencillo, salvo que cuentes con las herramientas, conocimientos o profesionales que se encarguen de ello. 

Existen en el mercado una gran variedad de productos recomendados para revestir una pared con humedad, pero este método no ataca el origen de las humedades, sino que las tapa; es decir, funcionan como un parche estético al problema en sí.

En algún momento del proceso final de quitar humedad de pared, el revestimiento debe ser renovado, pero debe ser escogido en base al diagnóstico que haya realizado el especialista en humedades.

3- COMENZAR A REPARAR SIN SABER A QUÉ TIPO DE HUMEDAD TE ENFRENTAS

La humedad en paredes es más que común en los hogares. Los ambientes de la vivienda que mayormente presentan esta problemática son las paredes de los baños, de la cocina, garajes y sótanos y quitar la humedad de pared es fundamental.

El aspecto que tiene una pared con humedad es bastante desagradable a la vista y que probablemente por ello es que estés buscando opciones para quitar la humedad de pared

4- CONFUNDIR HUMEDAD POR CAPILARIDAD CON FILTRACIONES

 Se entiende que una persona que no es especialista en humedades confunda algunas de las señales y piense que padece de capilaridad y no filtraciones, o al revés. ¿Sabes cuál es el problema de confundirlas? Que el tratamiento antihumedad para quitar la humedad de pared que precisa cada uno son distintos, el origen de la humedad no es el mismo, e incluso la manera de prevenirlos tampoco es igual.

La humedad por capilaridad es la que presentan las paredes en su parte más baja. Generalmente se debe a una inadecuada impermeabilización y que el terreno presente un elevado nivel de humedad que penetra por los poros de los materiales de construcción.

La humedad por filtración es el más frecuente que puede encontrarse, y se presenta debido a los problemas con las impermeabilizaciones, tuberías dañadas o pérdida de agua; ya sea por el deterioro por el  transcurrir del tiempo, o porque fueron colocadas incorrectamente desde un principio. Un ejemplo de este tipo de humedad son las goteras de los techos.

5- NO CONTAR CON EL ASESORAMIENTO DE UN ESPECIALISTA

Independientemente del tipo de humedades o de la cantidad de opciones que puedes encontrar en soluciones para quitar la humedad de la pared, la solución real para ello es descubrir el origen que la causa y atacar con eficientes tratamientos antihumedad.

Este proceso de diagnóstico exhaustivo sobre la raíz de las humedades en tu vivienda sólo podrá llevarla a cabo un profesional capacitado en el tema. No pierdas tiempo y dinero, y contacta a especialistas en humedades.